Las escándalosas confesiones del hijo de Palito Ortega:"tomaba de todo, anfetaminas, cocaína, free base con bicarbonato, LSD"


"A los 15 llegué a Buenos Aires y descubrí las drogas, la gran ciudad y el cine. En esa época tomaba de todo, anfetaminas, cocaína, free base con bicarbonato. Pero la droga que más me impactó fue el LSD. Para mi el LSD era la presencia de Dios en la Tierra. Lo he tomado en mi casa, para ir a comer con mis viejos y para charlar con el psicólogo e ir la escuela. Tomé cartons y también gotas, empapábamos los caramelos. Mogol con acido y los íbamos comiendo. Tomé acido tres o cuatro años intensamente, también conseguía heroína por esos años, me la traía un amigo marinero al que le pedía opio” confesó Luis Ortega dejando ver una faceta hasta ahora desconocida de los principios de su adolescencia. Luis también confesó su preferencia por las prostitutas durante esos años. “Me relacioné con prostitutas antes que con mujeres comunes. Yo las amaba. En Tucumán cog… por siete o diez pesos por día así que cog… todos los días. Todavía está ese burdel, las chicas estaban mirando la tele, vos elegías una y te la llevabas arriba…” Pero pronto esas diversiones se trajeron oscuridad en su vida.

En la revista Rolling Stone de este mes Luis confesó al periodista Enrique Symns, que a los catorce años se dio cuenta de que, como no usaba preservativo, podía tener cualquier cosa. Y tuvo que enfrentarse con horror a un análisis de HIV y otras enfermedades venéreas. “Me agarró un ataque de pánico y le pedí que me acompañe. Habia estado con docenas de prostitutas. Nunca reparé en la roña, para mi esos encuentros eran amor”.

Respecto a las drogas, la diversión también llego a su fin pronto. “La primera piña fuerte me la di cuando los acidos empezaron a pegarme mal. Fue el terror. Un Sock de miedo, nunca más tome (…) Cuando dejé la heroína vomité mucho, no una sola vez, todos los días, pero no la extrañé. Para mi no fue nada reveladora y no se compara con el LSD”

Estas confesiones de Luis fueron obtenidas por Symns gracias al fanatismo que manifestó Ortega por él muchas veces antes de conseguir un encuentro. “Yo sé que nunca me vas a dar bola, que pensas que soy un boluda pero sos un tipo al que necesito conocer” le había dicho hacía algunos años. Finalmente se conocieron y al parecer la entrevista rindió.

+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3