Pipo Pescador ensaya con el Sapo Pepe


“El sapo tiene sus guardianas que son Las Pepas -describe el compositor-, le pasan cosas que les pasan a todos los niños y viaja a Sapolandia que es un mundo ideal, donde todos nosotros estamos convertidos en dibujos animados, inclusive yo mismo, unos dibujos preciosos”. Y dentro del espectáculo hay un show tradicional de Pipo en el que, si bien habrá canciones nuevas, “conservo aquellas canciones tradicionales que los padres quieren que les cante a los niños, canto El eco, El auto de papá, El canguro , donde suben al escenario los papás a hacer de canguros”.

En una pausa de sus ensayos de la obra Saltando con el sapo Pepe, Pipo Pescador responde a Clarín por qué dejó pasar tanto tiempo entre el último espectáculo y éste.

“Yo había pensado en retirarme porque consideraba que ya había hecho mucho -confiesa-, quería dedicarme a mi nieta que ahora tiene 8 años y vive en España, donde paso una gran parte del año. Pero luego la realidad me contó que no hay que retirarse. Cometí un error, me quedé muy vacío. Además como mi nieta quería verme en el teatro, mi hija me convenció de que tenía que seguir trabajando”.

Claro que durante estos años el creador de verdaderos himnos infantiles como El auto de papá , siguió escribiendo. De hecho, acaba de presentar en la Feria del Libro “Casa sin Ventanas”, el libro que completa una trilogía de cuentos sobre discapacidad orientado a niños comunes. “Pero me faltaba el escenario -reconoce-, la comunicación con la gente. También tenía miedo de parecer demasiado grande, después me fui convenciendo de que no que no hay una edad, si uno hace algo y la hace con cariño”.

La propuesta concreta llegó de manos de Candela, la autora de la canción del sapo Pepe.”Somos amigos desde hace muchos años y ella me invitó a desarrollarlo como un personaje, que se resfría, se acuesta, toca la guitarra”.

Así nació el espectáculo que el propio Pipo considera “muy tierno”. “El sapo tiene sus guardianas que son Las Pepas -describe el compositor-, le pasan cosas que les pasan a todos los niños y viaja a Sapolandia que es un mundo ideal, donde todos nosotros estamos convertidos en dibujos animados, inclusive yo mismo, unos dibujos preciosos”. Y dentro del espectáculo hay un show tradicional de Pipo en el que, si bien habrá canciones nuevas, “conservo aquellas canciones tradicionales que los padres quieren que les cante a los niños, canto El eco, El auto de papá, El canguro , donde suben al escenario los papás a hacer de canguros”.

¿Y cómo ve a los chicos en la actualidad? “Lo que hay, tal vez, es un exceso de tecnología, que quizás haya que poner en un lugar más justo y no tan preponderante para que el chico no pierda el contacto con las cosas más naturales y sencillas de la vida. Creo que antes, los niños tenían un mejor contacto con su cuerpo”.

La pregunta acerca de la polémica entre la cantante Adriana para quien La Canción del Sapo es emblemática de sus shows y la autora del tema resulta insoslayable. “Tengo poco para decir -responde Pipo-, no soy más que un intérprete al que ha invitado Candela. Y estamos usando todo el derecho de una propietaria de un bien intelectual. Al sapo Pepe lo conocí muy desarrollado en España, lo canta un grupo llamado Canta juegos. Es una canción que interpreta mucha gente, como yo lo vivo con El auto de papá , que lo cantaron 70 intérpretes en el mundo, en inglés, en alemán, en portugués y que ya es tradicional como el arroz con leche o el feliz cumpleaños”.

¿Por qué cree que su canción tuvo semejante repercusión? “Es una canción que nació con una estrella propia -asegura-. Me ha dado de comer los últimos 30 años y no hay nadie que no la haya cantado. Eso es lo maravilloso de la creación artística, el poder trascender. Me da felicidad haber aportado algo al espíritu de la infancia, haber tenido esa suerte. Cuando la hice, a los 22 años, no calculé lo que iba a pasar. La hice para un niño que se había quebrado una pierna y no se podía mover y a mi se me ocurrió en un taxi. Surgió por pura emoción”.

Entonces, recuerda una anécdota reciente. “Estaba en Portugal y mi nieta vino corriendo a contarme que la estaban cantando en la playa unos nenes con la maestra. Intenté explicarle que yo era el autor y la maestra me miró como si fuera un elefante con cinco patas”.

Fuente: Clarin.com

Más noticias de:

0 comentarios para "Pipo Pescador ensaya con el Sapo Pepe"

Comentar

Sabemos que sos inteligente, demostralo con tu comentario, de lo contrario estaremos obligados a borrar tu opinión. Es una lástima. Gracias!!!

BI3

BI2

BI4







Bl5

...
Google+