Macri contra a la productora de "6, 7, 8"


Por cinco cuadras, la productora de Diego Gvirtz, Pensado Para Televisión (PPT), creadora del emblemático programa oficialista 6, 7, 8, tendrá que pagar como la mayoría de los porteños el impuesto al ABL y las tasas a los sellos, al quedar fuera de llamado Distrito Audiovisual, impulsado por el macrismo y aprobado hace dos semanas.

La empresa está ubicada en Virrey Loreto 2899, en la intersección con Conesa, en el barrio de Colegiales, a sólo 620 metros de la avenida Federico Lacroze, uno de los límites de la nueva zona de promoción de la industria audiovisual, caratulada por diputados de la oposición como “Ley Tinelli-Suar”, ya que sus firmas, Ideas del Sur y Pol-Ka, respectivamente, sí se encuentran dentro del área de cobertura.

La norma, impulsada desde el Gobierno de Mauricio Macri, generó disputas en el seno de la Legislatura, ya que en rigor buscaba apoyar a cerca de 400 pymes que ya operan tanto con firmas locales como extranjeras. “En la Ciudad ya tenemos cinco distritos de promoción, no casualmente todos están en el sur; pero no éste, que está en Palermo”, se habían quejado en el despacho de Fabio Basteiro, jefe del bloque Proyecto Sur. “Lo que pasó fue vergonzoso”, sigue repitiendo el edil. Sin embargo, nadie parece haberse percatado de la exclusión de PPT. Según Basteiro, la norma beneficia más “a los grandes grupos como Pol-Ka, Ideas del Sur o Endemol”. En declaraciones recientes, añadió que “es una zona cara y van a tener exenciones de ABL, lo que va a generar mucha especulación inmobiliaria”.
Las discusiones en la Legislatura llevaron a que se modifique dos veces el área de cobertura. La definitivo es la que comprende parte de Colegiales, Palermo, Chacarita, Villa Ortúzar y La Paternal... y que deja sin beneficios a Diego Gvirtz, quien además de 6, 7, 8 produce TVR y Duro de domar.

El de Virrey Lorreto no se trata de un edificio de grandes dimensiones. Incluso –aclaran en la productora– “6, 7, 8 se graba y se produce en parte en la sede de Canal 7 (sobre avenida Figueroa Alcorta), mientras que Televisión Registrada y Duro de domar, en Canal 9”, donde se emiten. PERFIL intentó comunicarse sin éxito con Gvirtz para preguntarle si se sintió discriminado por el macrismo.

Con relación a los ingresos brutos, PPT factura, sólo por producir 6, 7, 8, unos 11 millones de pesos al año, sobre lo que correspondería abonar $ 165 mil del tributo a los ingresos brutos al fisco porteño. Si bien en un principio el proyecto disponía beneficiar a las empresas del rubro radicadas sólo en el distrito audiovisual, luego se amplió el beneficio en ingresos brutos a las que están en toda la Ciudad. Es decir que PPT no tendrá que pagar ese impuesto.

La ley fue impulsada por el Ministerio de Desarrollo Económico porteño y fue aprobada con 43 votos a favor y sólo siete en contra. Dispone varios beneficios para las personas o pymes radicadas en la Ciudad que realicen actividades vinculadas a la producción audiovisual. A partir de ese mes, este tipo de empresas estarán exentas del pago del impuesto a los ingresos brutos.

Además, las empresas que estén dentro del distrito gozarán de una “zona libre de los impuestos” de ABL y al sello, además del ya mencionado de ingresos brutos. Las firmas nacionales tendrán el beneficio por 15 años, mientras que las extranjeras, por diez años.

Datos del Ministerio de Desarrollo Económico aseguran que la industria audiovisual radicada en la Ciudad, conformada por 400 empresas, da empleo a 51.550 personas. No sólo producen los contenidos para TV y cine, sino que se destaca el crecimiento de pequeñas empresas que operan en el rubro de animación, publicidad y videojuegos

Perfil.com

+ Leídas


FM DELTA 90.3