Médico chileno reveló por que murió Blanquita



Hasta el momento nadie había explicado las verdaderas causas de la muerte de Blanquita, la hija de Pampita y Benjamín Vicuña en la clínica Las Condes. Sin embargo, un profesional que participó del equipo médico que luchó para mantener con vida a la niña de 6 años (y que prefiere mantener su identidad en reserva) reveló detalles que servirán para entender que ocurrió verdaderamente con Blanca.

VIRUS, BACTERIA Y NEUMONIA
El profesional chileno le contó a Gente porque murió la nena "Blanca ingreso con un virus y una bacteria alojados en la última parte del pulmón- es decir, en el alvéolo-, que le produjeron una neumonía."

"Lo normal era que a los cinco días se le fuera, pero lamentablemente era , muy agresivos y comenzaron a avanzar. Se le extendieron por todo el pulmón; la niña no podía respirar y fue conectada a una respirador"

Aquí la historia del profesional comienza a ser más dramática "
Luego, los gérmenes pasaron del pulmón a la sangre y comenzaron a invadirle todos los tejidos. Se produjo una daño en el riñón y por eso tuvieron que hacerle diálisis" aseguró el médico que continuo resumiendo la historia clínica de la hija de Pampita

El ECMO
"En paralelo, se la conecto a una maquina de oxigenación por membrana extracorpórea, que hace que la sangre circule por un pulmón artificial oxigenándola y llevándola de regreso al torrente circulatorio. Esto permitió que tanto pulmones como el corazón descansaron"

LAS ULTIMAS HORAS
Hasta el día de hoy no hubo detalles acerca de las verdaderas causas de la sorprendente muerte de Blanquita, este es el primer medico que preservando su identidad se atreve a contar detalles que hasta el momento eran solo conocidos por la familia y así relato las últimas horas del angelito que hoy está en el cielo "El viernes a las siete y media de la tarde se le produjo un daño en el cerebro. Fue intervenida por mas de seis horas y luego que salió del pabellón tuvo un shock séptico y una falla multisistémica que terminaron con su vida"

Opinión