Los 'hermanitos' volvieron a perder la prueba semanal #GH2016




La prueba de la semana,  consistía en cocinar 1500 empanadas en 24 hs para donarlas a un comedor infantil.  Aunque se los vio conmovidos con el propósito, no lograron superar el objetivo y quedaron complicados con el presupuesto acordado.

Todo iba bien, hasta que algunos participantes no pudieron controlar el hambre y comenzaron a comérselas. Patricio y Luifa fueron dos de los participantes que se las comieron y dijeron que estaban "quemadas" y "rotas" como excusa.

Sin embargo, lo que llamo la atención fue el enojo de Gran Hermano al darles la devolución.

"Debo decir con dolor que la prueba ha sido perdida. ¿Por qué lo digo con dolor? Por que faltaron más de 40 empanas. Y eso significa que no cuidaron bien la cocción o, lo que es aún peor, las han comido ustedes, que sí tienen un plato de comida diario en su mesa", dijo Gran Hermano.



+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3