Internada desde su casa, habló "Pinky": "Casi todos los programas son con panelistas, no me interesan"



Lidia Satragno "Pinky", una de las conductoras emblemáticas de la Argentina, habló en una entrevista exclusiva por La Once Diez/Radio de la Ciudad por el aniversario de los 60 años de carrera que cumplió la periodista en la TV.

En una charla íntima con Mario Massaccesi en "Massaccesi que Nunca", reveló que está hace varios meses postrada en una cama por su delicado estado de salud y que tiene una trombosis.

Luego la periodísta, contó anécdotas de un té que tomó con el general Perón y confesó que extraña a personalidades como Jorge Luis Borges.

Sobre la actualidad de la tele, aseguró que mira solamente noticias. “De la televisión abierta casi todos los programas son con panelistas, no me interesan”, dijo.

"Pinky" tuvo su paso por la función pública, se refirió a cómo se encuentra el país hoy y opinó que “al país lo veo con preocupación”. También admitió que “pude haberme ido y ganar fortuna afuera y he dicho que no porque me siento profundamente argentina y no quiero dejar mi patria”.

“Estoy acongojada porque los últimos años se han desbarrado tanto, lo noto en los jóvenes que tienen un lenguaje soez, que no son capaces de dialogar”, continuó.

Cuando le preguntaron por el gobierno kirchnerista y uno de los últimos escándalos de corrupción, como el de los bolsos de millones de dólares de José López, Lidia repudió que “a los que se fueron no querría ni haberlos visto. Lo del convento, las monjas, José López, me dio una bronca que quise romper todo, tanta gente que pasa penurias y estos sinvergüenzas que rompieron el presupuesto”. 

Acerca del Presidente, expresó: “A Macri lo alentaría. Mauricio es un hombre de temple, está preparado, ha sufrido mucho de chico”.

Además agregó que el padre del Jefe de Estado, Franco Macri “no es un padre sobrellevable, lo conozco desde que el tenía 18 y yo 15, Franco es inteligente para algunas cosas y para otras es un poco tosco”.

+ Leídas de la Semana


FM DELTA 90.3