Un futbolista alemán le recordó el 7-1 a Brasil




Se trató del volante, Robert Bauer, que mostró a las tribunas del Maracaná siete dedos con sus manos en alto tras perder en la final de los Juegos Olímpicos ante Brasil.

 Luego del escándalo que protagonizó, el jugador se disculpó por su polémica reacción, una acción muy poca tolerada en los Juegos Olímpicos.


"Durante el partido actué de manera emocional. Si ofendí a alguien por esa acción, ofrezco una disculpa. Fue un placer jugar al fútbol en este país, con gente tan receptiva y alegre. Felicito a todo el pueblo brasileño por la medalla dorada", expresó.


+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3