Vidal volvió a sufrir una amenaza de bomba




La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, volvió a ser amenazada mediante un llamado anónimo al 911, en el que un desconocido dijo que había una bomba en su casa Morón.

 Este hecho ocurrió unos días después de que la que la policía hallara un cartucho de escopeta sin percutir en la puerta del domicilio de la Gobernadora en Castelar, y de que el lunes pasado también recibiera amenazas telefónicas.

Los investigadores descubrieron que la llamada del domingo, que amenazaba con "explotar la gobernación ", fue realizada desde una cárcel en La Plata.

 Vidal se mudó a la Base Aérea de Palomar, en el mismo distrito, por cuestiones de seguridad, donde vive con sus hijos después de la separación de su marido, Ramiro Tagliaferro, intendente de ese municipio

+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3