#EditorialHI: El GPS de Guillermo, por Toti Pasman


En la semana trascendió que uno de los motivos por los cuales hasta el domingo Barros Schelotto no utilizaba a los colombianos Pérez y Barrios, era porque no aprobaban el examen del GPS (chip que usan los futbolistas de Boca en los entrenamientos para medir su prestación física).
 "Chapita", como le decía Marcelo Araujo al actual DT de Boca, lo desmintió en confianza y redobló la apuesta: puso a Sebastián Pérez de titular. 

A Guillermo el domingo le salió todo bien. Si no fue su mejor tarde como entrenador de Boca pega en el palo. Le ratificó la confianza a Benedetto y el 9 tuvo una actuación sensacional: 3 goles y un pase gol de taco en 45 minutos. Pavón por la izquierda fue desequilibrante, Centurión de 10 la rompió, y Zuqui volvió a demostrar que jugar en Boca no le pesa. 
Hasta Sebastián Pérez dio por cierta la presunción de Guillermo, de que no es fácil adaptarse al fútbol argentino. Y Boca demostró que puede ganar, golear y gustar sin Tévez, otro plus para el mellizo. 

Es cierto que Quilmes no es la mejor medida. Dejando claro esto, nunca vi jugar tan bien al Boca de Guillermo. También está claro que los aciertos de hoy son errores de ayer. 
¿Por qué no bancar así a Benedetto en la revancha contra Independiente del Valle? ¿Por qué no poner a Tobio para repatriarlo después? ¿Por qué sacar a Zuqui? ¿Cuál es su sistema, el 4-3-3 o el 4-2-3-1? ¿Dónde quiere a Tévez? ¿Lo quiere a Tévez? 

Boca y Guillermo dieron un paso adelante el domingo en la Bombonera, a pesar de lo cual Boca está a 5 puntos de Estudiantes siendo el club que más invirtió en el torneo. 

Todo esto es tan cierto como que Boca debe ratificar todo lo bueno del domingo el próximo miércoles en Mar del Plata ante Lanús, un match point para jugar la libertadores del 2017. 
Y así,  confirmar que finalmente el GPS de Guillermo Barros Schelotto encontró el rumbo.

por Toti Pasman


+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3