Ocaña: "Las cunas nos costaron 300 millones y eran un riesgo para los bebés"


La legisladora porteña Graciela Ocaña sostuvo que el Plan Qunita fue un "curro" montado por gente que "no tiene escrúpulos" y a quienes "nada los detiene", ni siquiera "el riesgo de los bebés".

"Me parece muy bien que la causa sea elevada a juicio oral y que (el exjefe de Gabinete) Aníbal Fernández y los funcionarios que participaron de esto paguen. Nos costó 300 millones de pesos a los argentinos", señaló Ocaña en diálogo con Delta 90.3.

La funcionaria comentó que "el Ministerio de Salud había discontinuado la entrega de las cunitas por el grave riesgo de seguridad que suponen" y agregó que "había una visión política de hacer este negociado, no importaba a costa de qué".

"También hay que destruir elementos que implican riesgo de ahogo para los bebes que también se habían entregado. La causa está muy bien investigada por el juez Claudio Bonadio", sentenció.

Escuchá el audio:

+ Leídas de la Semana


FM DELTA 90.3