#EditorialHi. Trump Presidente: La gente lo eligió contra los medios, las encuestas y el establishment. Por Diego Kolankowsky


por Diego Kolankowsky - desde Estados Unidos

Vivimos una jornada histórica, no sólo para los Estados Unidos, sino para el mundo entero. 
Otra vez, hubo una disociación tremenda, abismal, entre las encuestas, el periodismo y los analistas políticos que no saben interpretar lo que la gente quiere. Donald Trump ganó una elección que nadie vaticinaba. Absolutamente nadie. Estados Unidos acaba de elegir a alguien que rompió con todo el sistema, que no ejerció nunca un cargo político, ni representó a las fuerzas armadas. Es la primera vez en la historia de ese país que se eligió a alguien absolutamente fuera del sistema y ese es un gran dato. 

Es un batacazo para los medios que jugaron en contra fuertemente. La proporción en inversión publicitaria entre Clinton y Trump era 4 a 1 a favor de Hillary - recordemos que la gente apostó cuatro veces más a favor de Clinton -; y los medios, salvo la cadena Fox, absolutamente todos, jugaron a favor de Clinton, con lo cual esto es un shock para el establishment americano. 

Sin lugar a dudas, se vive algo similar a lo que hemos vivido en la Argentina entre el kirchnerismo y anti kirchnerismo, o lo que se ha vivido en la última campaña entre Mauricio Macri y Daniel Scioli. Los resultados son 60-40 a favor de Trump, pero con posturas opuestas, antagónicas. Pasa exactamente lo mismo. En el Estado en el que estoy, California, ganó Hillary Clinton por el 70%. Y en el resto del país lo termina ganando Trump en medidas opuestas. Y un dato sobre los votantes de Trump en la Florida: el 70% de las personas que lo votaron, en realidad, quieren que los inmigrantes se legalicen, no es que quieren que los echen. 

No puedo establecer en realidad si lo que Trump proponía y lo que la gente aceptó como discurso es lo que realmente se va a hacer. El presidente electo salió con un discurso totalmente distinto. Mucho más pacificador: “Intentaré unir al pueblo americano”, dijo. No habló de los mexicanos ni habló de los latinos, ni de construir muros, y hasta se refirió a la Secretaria de Estado Clinton como Hillary - la primera vez que la llama por su nombre de pila - y hace menos de un mes iba a perseguirla hasta ponerla presa. Hoy no pasó eso. 

Estamos transitando un acontecimiento histórico. Me parece que el desafío que Trump tiene ahora para los Estados Unidos y para el mundo, es tratar de unir en vez de romper. Habrá que esperar a ver cómo reacciona el mundo en las siguientes horas y cómo los mercados reciben toda esta historia. La mayoría de los países se manejan a través del dólar; ya en México, que sería el principal afectado por esta situación, subió en 4 horas un 25%. 

Si. Es un shock. Los índices de “Standard and Poor`s”y Dow Jones están bajando, y son cosas que pasan inmediatamente porque el establishment americano, en lo económico y lo político votó por Hillary Clinton. Esto no quiere decir que Trump vaya a ser malo, sino que son ellos que perdieron, fue el sistema que perdió. Y además habría que evaluar el legado de Obama. Porque esto también es un no a Obama, que fue el principal promotor de Hillary. 

La realidad, es que es la victoria más abrumadora de las últimas 4 elecciones. Una persona que decían que perdía por 7 u 8 puntos; y de nuevo, las encuestas, como nos ocurrió a nosotros en la Argentina. Hay muchas cosas que están cambiando. 

Si Estados Unidos estornuda, nosotros necesitamos un pañuelo. Nosotros, México, Europa. Trump dijo en campaña que era más de cerrar puertas que de abrirlas, con lo cual, cambios va a haber seguramente. Veremos cómo nos afecta a nosotros en Argentina, y al mundo, pero esto es un cambio de tablero. Pasaron de jugar al ajedrez a jugar a las damas. No se cambia la forma de jugar, se está cambiando de juego.


+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3