El presidente de Temperley renunció por las presiones de la barra


El presidente de Temperley, Hernán Lewin, renunció a su cargo en el club por las presiones de la barra brava y lo comunicó a través de una carta en su cuenta de Facebook.

"Este es un mensaje de despedida para todos los hinchas del Cele. Lo estuve pensando varios días y hablando con gente que me quiere y he tomado la decisión de dar un paso al costado en mi cargo de Presidente del Club", escribió Lewin.

El dirigente agregó que "más allá de la tristeza que siente" cree que "es lo más saludable para el futuro de Temperley".

"La mayoría conoce mi historia, cuando llegue al club yo no era hincha de Temperley, ni siquiera era del barrio, hoy lo llevo marcado en el corazón y tatuado en la piel, gracias por dejarme ser parte de la familia, voy a estar por siempre agradecido con ustedes", cerró.

Lewin había sido apretado por los barras del club, que le exigieron ciertos beneficios económicos y de distinto tenor, a los que se negó.

+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3