Habló la azafata que sobrevivió al vuelo de Chapecoense


Una de las seis sobrevivientes del vuelo que trasladaba a la delegación de Chapecoense relató uno de sus últimos recuerdos fue que "las luces se apagaron y hubo un fuerte descenso". Se trata de la azafata Ximena Suárez. "No recuerdo más hasta ahora", agregó.

"El avión se apagó por completo y tuvo un fuerte descenso, seguido de un gran impacto", detalló la azafata en su declaración a la Secretaría de Gobierno del departamento de Antioquia, según informó el diario "El Colombiano".

Tras el rescate, se comprobó que Suárez sufrió una fractura de tibia y peroné en la pierna derecha; fractura de cuello, radio y cubito, y varios golpes en la cabeza. Había sido trasladada al Hospital San Juan de Dios de la Ceja.

Una de las hipótesis es que el avión cayó por no ser adecuado para largas distancias. "El avión sí es limitado para esa ruta. Yo volaba un RJ100, muy parecido, para SAM en los años noventa. No se trata en todo caso de una aeronave anticuada, cuenta con todos los sistemas. Pero las siglas RJ representan Regional Jet, es decir que es para rutas cortas, generalmente locales, de dos horas", advirtió. "La operación del avión fue estirada hasta su límite y de una forma indebida", consideró.



+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3