Quieren desalojar un refugio para perros discapacitados



La ONG Las Renatas se encuentra en el barrio Ciudad Madero, partido de la Matanza. Su fundadora Giselle Ferrero, de 35 años, alerta por el aviso que le hizo el dueño del refugio donde alquila: ¡El próximo año no puedo renovarte el contrato!

Con ayuda de los voluntarios y donaciones, revocaron las paredes, pusieron los pisos, arreglaron el techo y levantaron las divisiones para los 30 perros que, con distintas discapacidades, viven allí. Giselle es una amante perruna que se conmueve al ver un animal herido en la calle. Pero las quejas de los vecinos, por los ladridos, llegaron a oídos del dueño, quien no quiere tener problemas de convivencia.

Desesperada, Ferrero pidió ayuda a la Municipalidad de la Matanza para encontrar un lugar para "Las Renatas". "Me dijeron por teléfono que no iba a ser posible, que era un tema de animales y que hay prioridades", detalló al diario Clarín.

Conoce cómo empezó la historia de Giselle y Las Renatas




+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3