#EditorialHi: El periodismo en la mira, por Gustavo López


Donald Trump es un personaje controvertido. Es prepotente, misógino, autoritario y, en algunos casos, irrespetuoso. Pero los ciudadanos norteamericanos lo eligieron presidente del país más importante del mundo. Sacó menos votos que Hillary, pero obtuvo más electores, por tal motivo, acaba de asumir la presidencia y comenzar su mandato. 

Su pelea con la Prensa no es nueva y tiene cierta lógica. En Estados Unidos, más de cien medios periodísticos apoyaron a Clinton, y apenas seis apoyaron al empresario de la construcción, de 70 años, exitoso, casado tres veces y padre de cinco hijos. 

No fue fácil para él hacer campaña con tantos medios en su contra, entre ellos la ABC, NBC, Vanity Fair, Times, Washington Post, USA Today, entre otros. Esto potenció su odio y resentimiento. Pero nada justifica sus últimas declaraciones donde manifiesta que los periodistas son los seres más deshonestos de la tierra. 

¿Son deshonestos porque no lo apoyaron? 
¿Los que sí lo hicieron son sabios y creíbles?

Su asesor, Steve Bannon se sumó al discurso polémico y crítico. Dijo que la Prensa es como un partido opositor y debe callarse. 

Más de lo mismo, allá, acá y en todas partes. Si elogiás sos capaz y si criticás sos un inepto.

En la Argentina también se cuestiona a los medios y a los periodistas. Estamos todos en la misma bolsa. 
Es que a veces, pareciera que vivimos en dos países totalmente diferentes, depende el diario, el canal o la radio que elijas para informarte. En un medio se elogia la gestión del gobierno de turno, cualquiera que sea, y al mismo tiempo, otro tiene la crítica más dura. Hace algunos días, en un periódico, se podían leer cifras que indicaban que el empleo había subido. En otro, de la misma fecha, se observaba que perdimos 38 mil puestos de trabajo.

Por supuesto que también están los medios independientes, los periodistas serios y los más creíbles.En el país muchos nos representan de la mejor manera y hay de los otros, los que compran espacios y se sienten periodistas, los actores que buscan su futuro como conductores, las modelos que ocupan ese espacio porque el otro se termina, etc. En cualquier caso, hay un poco de todo, como en las otras profesiones, los buenos, los regulares, los malos. Lo mejor, es que cada lector, televidente u oyente, saque sus conclusiones.

Parece que hoy, en estos tiempos, es menos difícil llegar a los medios. Hay muchos y de los mas variados.
También existen los amigos de, los hijos de y los acomodados de siempre.
Por todo eso, en la Argentina como en el resto del mundo, el periodismo está en la mira. 

por Gustavo López

+ Leídas de la semana