La hija del empresario asesinado y esposa del imputado: "Se sacó la ropa, la puso a lavar y tiró su calzado".



El dato fue aportado a la causa por Natalia Fernández Montes, hija de la víctima y esposa del imputado, quien comprometió la situación de su marido al declarar ante la Justicia a las pocas horas de que Corona (34) fuera detenido.

Fuentes judiciales contaron a Télam que, según el relato de la hija mayor de la víctima, el sábado 21 de enero, Corona llegó a su casa de la calle Senillosa al 300 alrededor de las 14.30 y lo primero que hizo fue sacarse la ropa que llevaba puesta y meterla en el lavarropas. "A la mujer le llamó mucho la atención que su esposo se ponga a lavar ropa él mismo, un sábado a las dos y media de la tarde", dijo a Télam un jefe policial que participa de la investigación.

En aquella declaración brindada en el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción 6, Natalia contó que su marido "embolsó y tiró a la basura" el calzado que llevaba puesto ese día. Con estos datos, el juez de instrucción a cargo de la causa, Hernán Martín López, ordenó allanar la casa de Corona y allí personal de la comisaría 11° de la Policía de la Ciudad secuestró en el tender la ropa que el sábado a la tarde Corona había lavado en el lavarropas.

+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3