Amalia Granata: "Dejé de usar bótox porque era un monstruo"


La rosarina Amalia Granata reveló que se inyectó bótox por 10 años y advirtió que decidió dejarlo porque "era un monstruo". Sin embargo, señaló que es probable que vuelva a esa práctica.

"Hace dos años que no me pongo bótox, porque me pasó de verme en una repetición en la tele y me vi como un monstruo. Me vi rígida y dije '¿qué es eso?'. No me estaba dando cuenta de la cantidad que me estaba poniendo hasta que me vi", comentó en su paso por "Corta por Lozano".

Además, confesó que comenzó a inyectarse a los 23 años, para disimular las arrugas que comenzaban a aparecer. "Seguramente después volveré a ponerme, pero menos que antes. Era un monstruo", indicó.


+ Leídas de la semana