El acusado de la masacre de Hurlingham quiere suicidarse



Diego Loscalzo, detenido como autor de la masacre de Hurlingham, quiere suicidarse. En sus primeras horas en prisión, el acusado por los seis asesinatos ocurridos el último domingo a la noche, rogó que le dieran "las herramientas necesarias para matarse, debido a que no podía soportar el hecho de ingresar en una cárcel y quedar expuesto ante otros presos".

Ante el riesgo de que pudiera quitarse la vida y luego de revisar dos peritajes psicológicos que le habían hecho y que dejaban expuesta esa posibilidad, la Justicia autorizó el traslado de Loscalzo a un pabellón neuropsiquiátrico en el penal de Melchor Romero, en La Plata, con el objetivo de que sea vigilado de forma permanente para evitar que intente quitarse la vida.

Según fuentes judiciales, el hecho de que sea alojado en una unidad neuropsiquiátrica no significa que sea inimputable o que hubiera sufrido alguna patología que le hubiese impedido comprender la criminalidad de sus actos cuando baleó a su pareja, Romina Maguna; a sus cuñados Vanesa y José Eduardo Maguna; a su suegra, Juan Paiva; a Darío Daniel Díaz, marido de Vanesa, y a Mateo, el bebe que iba a nacer por cesárea al día siguiente de la masacre y que fue atravesado por una bala dentro del vientre de Mónica Lloret, la esposa de José Eduardo Maguna.

+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3