El preso "más sexy del mundo" debutó como modelo y se viralizó en las redes sociales




En Estados Unidos, las "mugshot" -la manera en que se conocen a las fotografías que les toman a los detenidos al ingresar a prisión- suelen tomar estado público. Y hubo una, particularmente, que no demoró en volverse viral: la que le sacaron a Jeremy Meeks, un joven que fue apresado en 2015, bajo el cargo de por posesión ilegal de armas.

Conocido como "el criminal más sexy del mundo", a Meeks no demoraron en lloverle ofertas laborales -y personales- de todo tipo mientras estaba tras las rejas. De hecho, hasta le ofrecieron un contrato para iniciarse en el modelaje una vez que fuera liberado, y él aceptó firmarlo con la intención de comenzar una nueva vida. Pues bien, a meses de abandonar la celda en una prisión californiana, el muchacho debutó sobre las pasarelas.

Fue el diseñador Philipp Plein quien lo eligió para llevar su ropa el lunes, y ayer volvió a hacerlo la firma Moncler Grenoble, en el marco de la Semana de la Moda de Nueva York. Muy orgulloso, él agradeció la oportunidad a través de su cuenta de Instagram:


Una publicación compartida de JEREMY MEEKS (@jmeeksofficial) el

+ Leídas de la semana