Luli Salazar y un error cibernético



La mayoría de los usuarios de Instagram, y de todas las redes sociales, las utilizan para chusmear un poco la vida de amigos y familiares, pero sobre todo de aquellas personas que les da intriga o curiosidad.

Y es acá cuando pescaron justito a Luciana Salazar, se ve que mientras miraba las fotos de Amalia Granata, su enemiga y ex de su actual pareja, Martín Redrado, se le escapó el dedo y la empezó a seguir. Una de las seguidoras captó el momento justo y lo publicó en su cuenta de Twitter.

Dejó la puerta abierta, a que la mediática, de lengua filosa, hiciera su descargo. “Mientras disfruto de la vida feliz! Hay otras que… miedito”, escribió haciendo referencia a su buen momento, por el reciente nacimiento de su hijo. Además citó a Moria: “Me impresiona mi fama, mee amor”, ¿Habrá respuesta de luly?








+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3