Misofonía: por qué el sonido de gente comiendo puede molestarte en exceso



Científicos de ese país han demostrado que el cerebro de algunas personas está programado para producir una respuesta emocional "excesiva" ante ciertos estímulos auditivos. Se expuso a pacientes con Misofonía a una variedad de ruidos mientras estaban en la máquina de resonancia magnética, como el de la lluvia, gritos, y los sonidos que molestaban a cada uno de los voluntarios.

Los resultados, publicados en la revista Current Biology, revelaron que la parte del cerebro que une nuestros sentidos con nuestras emociones -la corteza insular anterior- mostraba demasiada actividad en los casos de Misofonía. 

El doctor Sukhbinder Kumar, de la Universidad de Newcastle, Reino Unido, dijo a la BBC: "(Estos pacientes) se saturan cuando escuchan los sonidos que disparan la reacción".

"La reacción es la ira en su mayoría, no es disgusto, la emoción dominante es la ira. Parece una respuesta normal, pero luego ocurre en exceso", agrega. Todavía no está claro qué tan común es el trastorno, ya que no hay una forma clara de diagnosticarlo y ha sido descubierto recientemente.

+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3