Una nueva denuncia y más pruebas, complican al anestesista Gerardo Biliris



Gerardo Biliris, el médico que golpeó brutalmente a la joven de 21 años María Belén Torres la semana pasada en un departamento en la calle Beruti al 4500, sumó el jueves una nueva acusación en su contra. El fiscal Marcelo Roma pidió que Biliris sea investigado por el abuso sexual de una modelo. El 2 de febrero el representante del Ministerio Público recibió la denuncia de la joven en la que figura su declaración ante el juez Rodolfo Cresceri.

Sobre esa imputación por abuso sexual, fuentes judiciales indicaron que la modelo se presentó en la comisaría 23° cuando vio en la televisión que la Policía llevaba detenido al médico desde el edificio de Beruti al 4500. Señaló que el abuso ocurrió hace cinco años en el mismo departamento en que fue agredida María Belén, durante una fiesta en la que, además de Biliris, había otras personas. La chica afirmó que le pusieron una sustancia en la bebida que la inmovilizó y le impidió defenderse.

Cuando despertó, la chica le tomó varias fotografías al departamento y todas las drogas que allí tenía el anestesiólogo. El canal TN mostró esas imágenes, en las que se aprecian las grandes cantidades de droga que Birilis tenía en su vivienda. Además, según el relato de la joven denunciante, el médico y un amigo incluso salieron de la vivienda en taxi hasta el Hospital Militar para robar de allí más drogas.

La modelo admitió que esa vez, en julio de 2012, hubo consumo de drogas, y que luego de unas horas se despertó desnuda junto al médico sin recordar nada de lo que habí­a pasado. Siempre según su denuncia, cuando la chica le preguntó a un amigo que estaba en el departamento qué habí­a pasado, le contestó: "A él le gusta tener sexo con las chicas muertas", dando a entender que habría tenido relaciones con ella cuando estuvo inconsciente.

+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3