#EditorialHi: Sin prisa pero... ¿sin Bauza?, por Gustavo López



La Argentina vuelve a ser la tierra de los grandes entrenadores del mundo. 

Hoy, triunfan en Europa, Diego Simeone, Mauricio Pochettino, Jorge Sampaoli, Mauricio Pellegrino, son animadores de las ligas más importantes del viejo continente. 
En América, Ricardo Lavolpe,  Matias Almeyda, Antonio Mohamed, Martín Palermo, Pablo Guede, dirigen equipos que siempre son protagonistas en sus clubes. 
En nuestra liga local, crece día a día la tarea de Marcelo Gallardo, Guillermo Barros Schelotto, Jorge Almirón, por citar algunos nombres. 

Los mencionados son, en su mayoría, jóvenes, modernos, innovadores, perfeccionistas y con gran llegada a sus dirigidos. 

En la selección, el capitán del barco es Edgardo Bauza, un hombre que llegó al cargo por un casting insólito realizado por la comisión "anormalizadora", con cuatro integrantes de escaso conocimiento futbolístico que dudaron entre el Patón, Ramón Díaz, Caruso Lombardi, Miguel Ángel Russo, Burruchaga- Brown, cómo dulpla. La misma comisión prometió consultar a Menotti, Bilardo, Basile, etc. Un verdadero sainete, jamás visto. 

¿El resultado? La elección de Bauza. Un hombre serio, profesional, encantador, atento, servicial, trabajador, que obtuvo dos veces el trofeo más preciado: La Copa Libertadores de América (Con Liga de Quito y San Lorenzo de Almagro) entrando en las páginas gloriosas de esas instituciones. 

Pero desde su llegada no parece él. Se muestra distinto, contrario a todos sus antecedentes, sus equipos acumulan delanteros, no tienen equilibrio, tienen una gran desprecio por la pelota y juegan decididamente mal. Se ha convertido en un jugadorista. No premia, no castiga, promete cosas incomprobables, declara disparatadamente y nos cuenta una realidad que no es tal. 

Esta gestión impresentable de dirigentes termina su mandato el 29 de marzo. El 30 asumen los "nuevos," preocupados por el juego de un equipo que tiene los mejores apellidos y de los peores funcionamientos. ¿Qué harán? ¿Cambian? ¿Eligen a otro? ¿Van por Sampaoli? 

Jugando así estamos cada vez más lejos de Brasil, de España, de Alemania... 
Hay que cambiar, de eso no hay dudas. Pero, para quien escribe estas líneas, el cambio profundo lo tiene que hacer Bauza, tiene que volver a ser él... Con Bauza, pero con prisa.

por Gustavo López


+ Leídas de la semana