Báez negocia el arresto domiciliario a cambio de aportar información



Lázaro Báez intentó obtener el arresto domiciliario sobre la base de su estado de salud, ya que además de arritmia tiene hipertensión y diabetes. Su abogado, Maximiliano Rusconi, hizo el pedido, pero el juez federal Sebastián Casanello, que lo mantiene preso, negó ese beneficio luego de los informes de los médicos. La Cámara Federal confirmó esa decisión de Casanello.

Báez volvió a intentar otro camino para continuar en prisión preventiva, pero en su domicilio de Río Gallegos. "Está tratando de llegar a altas autoridades del Poder Ejecutivo y al fiscal para cerrar un acuerdo", dijo la fuente consultada por La Nación.

Los procedimientos establecidos para que un detenido pueda aportar información y obtener algún beneficio señalan que el acuerdo tiene que ser con la fiscalía, en este caso Guillermo Marijuan.

La estrategia incluía aportar información que iba a terminar por complicar a Cristina Kirchner, pero al mismo tiempo desligar a sus hijos y eventualmente al padre de las causas judiciales que enfrentan por sus negocios con el kirchnerismo. Pero eso no ocurrió. El día de la reunión, Báez recusó a Marijuan y se rompió el principio de acuerdo.

+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3