#EditorialHi: ¿Quién es Sampaoli?, por Toti Pasman


Si "Chiqui" Tapia se decide o lo convencen de que hay que cambiar, esta semana pateará el tablero. 
Eso significa despedir a Edgardo Bauza e ir a buscar a otro entrenador que nos lleve a Rusia 2018. 

El elegido es Jorge Sampaoli. 
Estoy convencido de que el 98% de los argentinos no tiene idea de quién es "el sabio de Casilda", menos aún que se hayan tomado el trabajo de ver por lo menos 10 partidos de sus equipos para ver cómo juegan y cuál es su filosofía futbolera. 

Sampaoli es un laburante y como tal merece mi respeto. En el año 2002, así como los Messi se refugiaban en Barcelona de una situación social y económica díficil en la Argentina, el bielsista Sampaoli comenzó su peregrinaje por Sudámerica: entrenó a Juan Aurich, Sport Boys, Coronel Bolognesi y Sporting Cristal de Perú, en el 2008 se fue a Chile para dirigir dos temporadas al O'Higgins, más tarde probó suerte en el Emelec de Ecuador para regresar a Chile y encontrar la gloria. 

Campeón con la U de Chile en el 2011, ganador de la Copa Sudamericana en el mismo club, fue su trampolín para reemplazar a Borghi en "la roja". Bichi nunca lo perdonó. Chile ganó su primera Copa América en el 2015 ante la Argentina de Tata Martino. El casildense se sintió preparado para la Selección Argentina. Los tiempos, la desorganización y la falta de un proyecto claro depositaron a Sampaoli en Sevilla y a Bauza en la Selección Argentina. 

Ahora las cosas han cambiado. 

¿Qué es Sampaoli DT? 
Sus equipos son agresivos, con buen toque de pelota, mucha movilidad y rotación, ambiciosos como su DT, exprime a sus jugadores, puede jugar 3-5-2 o amoldarse a un 4-2-3-1 porque el fútbol de hoy es flexible. 

¿Alcanza para ganar un Mundial? ¿Es el indicado para explotar a Messi en su último mundial en plenitud? 

Quien lo sabe.... Siento que darle a la Selección a Sampaoli es como casarnos con una modelo porque la vemos hermosa en la TV, pero no sabemos realmente quien es. Si se concreta será un piletazo apasionante, con el tiempo sabremos si el agua es placentera o nos chocamos la cabeza fuerte contra el piso. Una vez más.

por Toti Pasman

+ Leídas de la semana