Karina Jelinek se separó de su novio y aseguró "ahora soy del pueblo otra vez"



Tras su escandaloso divorcio de Leonardo Fariña, Karina Jelinek apostó nuevamente al amor de la mano de Alberto Albi Czernikowski. Pero el romance entre la modelo y el director provincial de Juventud Buenos Aires duró cuatro meses. 

"Volví a estar solterita: ¡soy del pueblo otra vez!", aseguró la morocha sobre su reciente separación con el funcionario de Cambiemos. "Nos dimos cuenta de que no somos compatibles. Cuando una historia comienza, solo ves a la otra persona. Más allá de la buena relación que teníamos y de la química que hubo desde el primer momento, a él no le gustaba mi mundo…y a mí no me caía bien la política", explicó a revista Gente.

Cuando le preguntaron cuál fue la parte positiva y la negativa de esta relación, la empresaria contestó: "Después de la experiencia de Albi, lo que no me gusta es la parte fea de esa actividad: las denuncias, las sospechas, las críticas. Siempre se piensa que detrás de cada cosa que hace un político hay algo malo… y puede ser que muchas veces tengan razón".

La pareja se mostraba en las redes 





+ Leídas de la semana