La Corte Suprema concede la prisión domiciliaria a un condenado por delitos de lesa humanidad



Es el primer fallo de la Corte que concede la prisión domiciliaria a un condenado por delitos de lesa humanidad. La Sala IV de Casación Penal había denegado el arresto domiciliario al militar condenado por delitos de lesa humanidad. Se trata del teniente coronel retirado Felipe Jorge Alespeiti, de 85 años.

Alespeiti sufre patologías cardíacas irreversibles, trastorno senil, hipoacusia y pérdida del 70% de la visión, con limitada capacidad de locomoción, según los informes médicos. Alespeiti fue condenado a 22 años de prisión por privación ilegítima de libertad agravada, con violencia y amenazas reiteradas en 16 hechos calificados como delitos de lesa humanidad.

La defensa del militar consideró arbitraria la resolución de Casación y recurrió a la Corte, que por mayoría -con los votos de los jueces Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz- ordenó revocar el pronunciamiento. Ricardo Lorenzetti y Elena Highton, en cambio, consideraron inadmisible el recurso. La resolución sienta jurisprudencia sobre la prisión domiciliaria en delitos de lesa humanidad.

+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3