Pablo Rovito al renunciar al ENERC denunció "caza de brujas y falsos informes periodísticos"





Pablo Rovito, quien ayer presentó su renuncia como Rector de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC), dejó una carta dirigida al nuevo Presidente del INCAA, Ralph Haiek, vice del recientemente destituido Alejandro Cacetta.

En la misma, el funcionario saliente acusó "caza de brujas", repudió informes periodísticos (Eduardo Feimann) "plagados de falsedades e inexactitudes" y cuestionó el criterio de la designación del propio Haiek por ser parte de la misma gestión que hoy es acusada por el Gobierno de corrupción, aunque niega dichas denuncias

Sr. Ralph Haiek:

Por la presente, renuncio al cargo de Rector de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica, al que accedí por Concurso Público Nacional en el mes de agosto de 2011.

Como es de público conocimiento, el pasado martes 11 de abril, se emitió un ignominioso "informe periodístico", en el programa "Animales Sueltos", plagado de falsedades e inexactitudes. Esta burda operación de prensa sirvió como apoyo para legitimar un pedido de renuncia del Presidente del INCAA, Sr. Alejandro Cacetta, que no reconoce antecedentes válido.

No es mi intención dirimir aquí las denuncias de corrupción que esgrimieron dos pseudos periodistas, de escaso rango intelectual y nulo rigor profesional. Lo que me parece preocupante es la forma indecorosa en que se mancilló el buen nombre y honor del Sr. Alejandro Cacetta que era, hasta hace escasos días, el hombre que llevaba adelante las políticas públicas de fomento al cine y con quien usted compartió la gestión.

¿Qué esperar entonces en el caso de las acusaciones realizadas sobre mi persona por el gasto y la no realización de la obra de remodelación de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica?

No se trata del hecho de que la realización de la obra fácilmente comprobable solo acercándose hasta la sede de la calle Moreno 1199 y que tanto Usted como el Ministro de Cultura de la Nación conocen, sino que también se me acusa del costo de la misma y de su administración.

[...]¿Qué debería pensar cuando veo que usted calla y otorga validez a estas acusaciones a sabiendas de la inconsistencia y falsedad de las mismas?

¿Cómo podría entender que no se está haciendo uso de esta perversa desinformación, llevada adelante por canallas inescrupulosos, cuando usted y el Ministro de Cultura, que conocen la situación no dicen nada al respecto?

¿Cómo podría continuar trabajando en la escuela durante su Presidencia, cuando la lógica que el Ministerio esgrime para separar del cargo al Sr. Alejandro Cacetta es incomprensible, en tanto lo deja a usted a cargo, siendo que debería alcanzar el mismo criterio por haber compartido la gestión?

Hay pocas maneras de entender estas señales y, seguramente, las próximas semanas y sus propias acciones, nos darán las respuestas.

Pablo Luis Rovito

+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3