Renunció el Procurador del Tesoro y no acepta el traspaso a Cancillería



El ahora ex procurador general del Tesoro, Carlos Balbín, presentó ayer su renuncia al cargo y no aceptó la oferta de convertirse en el representante de Derechos Humanos ante la ONU, como le había ofrecido el Gobierno.

Según las fuentes consultadas por la agencia DyN, Balbín entregó ayer su renuncia al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y rechazó la oferta de ocupar el lugar que había dejado vacante en marzo pasado el radical Leandro Despouy como Representante Especial para asuntos de Derechos Humanos de la Cancillería.

Previo a ello, trascendió que Balbín dejaba su puesto y en el Gobierno remarcaban que se trataba de "un ascenso". No obstante, lo cierto es que el hasta ahora procurador no había aceptado la oferta y comunicó que no aceptaba ocupar otro puesto.

+ Leídas de la semana