El Gobierno planea bajar los impuestos para los autos



El presidente Mauricio Macri busca concretar la promesa de una "amplia reforma tributaria para terminar con los impuestos distorsivos". Del precio de lista de un 0 km, el 54,8% son impuestos lo que ubica a la Argentina como uno de los países en los que el Estado se queda con la mayor tajada.

El objetivo oficial es reducir 5 puntos porcentuales o más los impuestos del sector. Tal como está la relación en la actualidad, el Estado es socio mayoritario de un negocio en el que invierten, producen y arriesgan los privados. "Eso es vergonzoso y se va a terminar. Ponelo como título, si querés" dijo un funcionario al diario Ámbito Financiero, en alusión a que se llevaría la presión impositiva, al menos, por debajo del 50%. Esa es la meta de mínima a la que se aspira hasta el término del mandato de Macri.

Pero se intentará que la reducción sea mayor tratando de acercarse, de manera gradual, al 10%. El problema es que no es un trabajo sencillo ya que la carga impositiva total está compuesta de tributos nacionales, provinciales y municipales. Según el funcionario consultado, la proporción de impuestos sobre el valor de un 0 km debería ser del 30%, similar a la de Brasil. En países de Europa ronda el 16%, en Japón el 10% y en Estados Unidos el 7,5%.


+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3