El robo millonario a Mirtha Legrand quedó sin culpables



Lina Díaz, la histórica empleada de Mirtha Legrand, fue declarada absuelta por el robo de las joyas de la diva de los almuerzos. El juicio terminó esta tarde, después de siete años de acusaciones, idas y vueltas y misterios. 

El resto de los acusados, el marido y el hijo de Lina, también quedaron absueltos. El cargo penal era el de robo agravado con uso de armas. 

"Estoy emocionada. Quiero agradecer a la justicia, a mi abogado y a las personas que me creyeron y a los que no me creyeron. Yo amo a Mirtha Legrand y sé que ella jamás les creyó las cosas malas que dijeron de mí", expresó Lina después de conocer el fallo. 

Después de esta resolución, la abogada de Mirtha anunció que su representada no apelará esta decisión.

El robo ocurrió en diciembre de 2010 en el departamento de la conductora en avenida del Libertador al 2800. Los ladrones se llevaron una cifra millonaria, especialmente en joyas que tenían un gran valor emocional para la diva.

+ Leídas de la semana