Festejos del 25 de Mayo: Macri cumplió con el tedeum y se retiró a Olivos

 

Luego de la descompensación sufrida ayer por apunamiento en la ciudad de Quito, Mauricio Macri cumplió con la vieja tradición del tedeum (inaugurada por la Primera Junta de gobierno el 25 de mayo de 1810). Posteriormente, se refugió en la residencia de Olivos. 

El ritual se realizó a la perfección: Macri llegó a la Catedral de Buenos Aires caminando y portando los atributos del mando presidencial, la banda y el bastón. En la entrada, le hizo un homenaje a la tumba del General San Martín y luego se ubicó en los asientos que corresponden a la pareja presidencial. 

Todos los funcionarios del Gobierno se mostraron muy conforme con las palabras del arzobispo Mario Poli. Emilio Monzó, presidente de la Cámara de Diputados, dijo que el representante de la iglesia "hizo un llamado no solo a la concientización de los gobernantes, sino a la sociedad general para salir de la inequidad y la falta de justicia, y apeló a la solidaridad de los argentinos, basándose en los rasgos culturales de nuestra Patria".

Así fueron los festejos:
 

+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3