La reparación histórica a los jubilados está lejos de cumplir lo prometido



A casi un año de la sanción de la ley de reparación histórica para los jubilados, la medida está lejos de alcanzar los resultados prometidos: empezó a cobrar menos del 40 por ciento de los potenciales beneficiarios, el porcentaje promedio de los aumentos quedó muy por debajo de lo calculado y se incrementó la cantidad de juicios por reajustes previsionales.

Hasta el momento se abonaron 894.668 casos, el 37 por ciento de la meta de 2.400.000 personas que el titular de la Anses, Emilio Basavilbaso , se propuso alcanzar en julio de 2018, justo dos años después de la promulgación de la ley, en julio de 2016. El programa vence en 2019.

La ley tampoco cumplió hasta ahora con el objetivo de bajar la cantidad de juicios. Del universo de 443.823 jubilados con causas abiertas, sólo 22.536 desistieron del reclamo para adherir a la reparación, el 5 por ciento del total. Pero de septiembre a diciembre de 2016 se iniciaron 10.404 causas, casi mil más que las abiertas en el mismo período del año anterior.

"Es una buena ley, pero hay dos cosas que están frustrando sus objetivos: la sobreestimación política que se hizo durante el debate legislativo y la faz operativa, que es realmente muy mala", dijo al diario La Nación, Eugenio Semino, defensor del pueblo de la Tercera Edad de la ciudad de Buenos Aires.

+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3