Los refugiados sirios que se arrepintieron de venir a la Argentina ya abandonaron el país



Los Touma, una familia de refugiados sirios que llegaron al país a fines del año pasado para instalarse en la localidad de Pilar, Córdoba, partieron anoche en un vuelo de regreso a la ciudad de Alepo, donde la guerra civil aún hace estragos en la población.

Taufic (40) y Ani (29) tienen dos hijas, Kristel de 10 años y Mari Flor, de 13. Prefieren correr los riesgos que implica un conflicto armado en su tierra a permanecer aquí, ya que no lograron adaptarse a la Argentina por el alto costo de vida y la falta de trabajo. Además, según relataron a un medio cordobés, hace poco sufrieron un robo que los empujó un poco más a tomar la decisión de emprender la vuelta.

Anoche arribaron a Buenos Aires para tomar el último vuelo a Siria desde el aeropuerto internacional de Ezeiza. Antes de eso, hablaron a través de un traductor, Mustafá (un hombre sirio que vive en Córdoba hace 34 años), y explicaron las causas por las que abandonan nuestro país: "Acá (en Argentina) no hay inflación, hay hiperinflación (…) Vivir un mes en siria cuesta 150 dólares", contó Mustafá a radio Mitre de Córdoba.

+ Leídas de la semana