Radetic no iría a prisión y el otro corredor prófugo envió un mensaje



El acusado de participar en la picada ilegal que se corrió en las calles de la Ciudad de Buenos Aires el pasado 23 de abril de este año, Alejandro Gastón Radetic, aceptó un año de prisión en suspenso, dos años de inhabilitación para conducir y el decomiso de la camioneta Porsche Cayenne.

Mientras tanto, Alejandro Biscardi, el otro conductor prófugo, que manejaba la Dodge RAM el pasado 23 de abril a más de 200 km/h en el marco de una picada ilegal, permanece por estas horas prófugo de la Justicia. Sin embargo, desde la clandestinidad, y mientras su cómplice acaba de ser condenado, filtró un mensaje en redes sociales

Antes de la carrera por la 9 de julio, la cuenta de Instagram de Biscardi tenía más de 25 mil seguidores. Ahora, con la Justicia pisándole los talones, el prófugo eliminó todas las fotos y videos, dejó de seguir gente, abandonó a sus seguidores, pero no sin antes modificar su perfil y dejar un mensaje: "#Atopenoescrimen".


+ Leídas de la semana