Un director de escuela separó a dos chicas por que estaban agarradas de la mano



“Tengo amigos homosexuales y no dejo que se besen delante de mi hijo”, le dijo el director del colegio Manuel Dorrego de Morón,  Gustavo Martínez, a la chicas que caminaban de la mano y las obligó a que se separen.

No hicimos nada malo, ni siquiera un beso nos dimos, solo queríamos estar juntas de la mano” señaló una de las alumnas.

Al otro día, la escuela amaneció empapelada con carteles que decían “No a la homofobia”, “Todo amor es legal”, “Señor director, debería estar amando a alguien” protestando por la acción del directivo. Además, los estudiantes convocaron un besazo en el recreo. 

Las autoridades del Ministerio de Educación bonaerense subrayaron que  “Las expresiones de cariño no están prohibidas en ningún colegio" por lo que el caso será investigado por las autoridades competentes. 



+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3