Un dirigente gremial denunció una "tentativa de homicidio" tras haber sido envenenado con radiación



Damián Straschenco, secretario adjunto del gremio de Luz y Fuerza de Zárate y trabajador de la planta Atucha, denunció ante la justicia una "tentativa de homicidio" perpetrado el 9 de Mayo cuando fue envenenado con radiación en la oficina del sindicato que se encuentra dentro  de la empresa.

Cuando ese mismo martes el dirigente se disponía para salir de la compañía, al pasar por los controles de seguridad,  el sistema detectó que su cuerpo estaba contaminado por material radiactivo. El episodio inédito pone en evidencia una violación a los estrictos protocolos internacionales de seguridad en la empresa. 

La investigación interna reveló que Straschenco ingirió "agua pesada", esto quiere decir que el liquido que bebió de una botella que se encontraba dentro de su oficina contenia radiación. La intencionalidad del hecho recae en que la víctima no se encuentra entre el personal autorizado para acceder al reactor nuclear, por lo que nunca esta en contacto con ese tipo de materiales.

El gremialista le dijo a Ámbito Financiero que el nivel de radiación hallado en su cuerpo, según los estudios preliminares, "oscila entre 130 y 180 milisieverts, cuando la medida máxima tolerada para un trabajador expuesto a la actividad del reactor nuclear es de 20 milisieverts por año".

 "Estoy bien. Se me hizo un tratamiento médico para eliminar la radiación que incorporé" sin embargo "Me hacen controles periódicos y mediciones para ver cómo evoluciona esto" contó el secretario. 




+ Leídas de la semana