Una jueza sufrió un robo por "venganza"



"Esto es un ajuste de cuentas porque vos condenaste a mi hermano" le dijo uno de los  delincuentes a la jueza, Claudia Grecco, mientras la ataban junto a su empleada domestica  para poder llevarse plata y joyas de la vivienda. "Queremos plata para pagarle al abogado" se justificó el ladrón.

"Ambas fuimos maniatadas y a mí me pusieron una toalla en la cabeza para que no observara nada, aunque pude verles los rostros ya que actuaron a cara descubierta" señaló la magistrada. El hecho ocurrió en la localidad bonaerense de Tolosa.

"Fue un trabajo de inteligencia, nada al voleo", explicó. "Mientras estuvieron acá, hablaron dos veces por handie con gente que, asumo, estaba afuera esperando" agregó.

Sorprendentemente la jueza contó que los maleantes "actuaron tan tranquilos que hasta atendieron al muchacho del delivery, le pagaron un pedido que yo anteriormente había hecho, y le dejaron propina"



+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3