Cómo se podría controlar que los ómnibus no excedan las velocidades



Se trata de un método que funciona en distintos países del mundo y que en Argentina se encuentra en su última etapa de desarrollo.

El equipo se llama Cinemómetro Interno para Transporte (CIT). Al colocarse en los micros, monitorea la velocidad durante todo el viaje con una precisión que se asemeja a la de las cámaras que registran las fotomultas.

Además, permite cargar previamente al viaje la información de la ruta a seguir, con las velocidades máximas de cada tramo y alertar al centro de monitoreo ante desvíos en el camino fijado.


Según cita el diario Clarín en un artículo sobre el tema, una fuente de la Cámara de Empresas de Control y Administración de Infracciones de Tránsito (Cecaitra) afirmó que este sistema está en la última etapa de aprobación por parte de Metrología Legal, y que luego será el Ministerio de Transporte quien decida sobre la obligatoriedad de su uso.

+ Leídas de la semana