Fue a buscar su auto robado a la comisaría y encontró un cadáver en el baúl



Un hombre fue a buscar su auto que había sido robado el el 27 de mayo en Ramos Mejía, al playón de la Comisaría 41, en el barrio porteño de La Paternal. Al abrir el baúl del rodado, se encontró con un cuerpo sin vida.

Fuentes policiales indicaron que se trata del cuerpo de un hombre de entre 35 y 40 años, con un tatuaje de un dragón en el hombro, que se encontraba en ropa interior, con la cabeza encintada y sin heridas visibles.

El 29 de mayo se había radicado el pedido de secuestro en la provincia y recién el 7 de junio, un efectivo encontró el vehículo en la calle Avalos al 200, en Paternal.


+ Leídas de la semana