Habló un testigo de la tragedia de Mendoza: "Aceleró como si fuera a suicidarse"



Luego del trágico incidente de un micro en la ciudad de San Rafael, Mendoza, que tuvo un saldo trágico de 15 muertes, todas las alarmas apuntan al chofer del vehículo como el principal responsable.

Después del accidente, llegan las primeras voces relatando el hecho en primera persona. Graciela, una de las madres de los chicos del estudio de danza que viajaba en el micro, contó su versión de los hechos. 

"Estábamos volviendo de Las Leñas. Habíamos cruzado las pendientes más pronunciadas, veníamos en una de las curvas. El chofer paró unos cuatro segundos y se fijó algo debajo del micro. Luego retomó el viaje", contó. 

"En una de las curvas acelera y el micro se balancea más. Las mamás pegamos gritos diciéndole a Claudio (Giménez), uno de los profesores, que le diga que pare, que nos íbamos a matar, que iba a chocar. No pasaron segundos que volvió a acelerar como si fuera a suicidarse. Aceleró y agarró una curva pronunciada y volcó el micro. No chocó con nada. Volcó. El asesino fue el chofer", sostuvo. 

El relato de Brian Urueña coincide con el de Graciela: “Estaba entredormido y vi que iba muy, pero muy rápido. Creo que me volví a dormir y cuando me desperté ya estaba sentado en una especie de mini montaña. Ni me acuerdo cómo me sacaron del micro. Cuando me desperté estaba como en crisis. Quería ir con mi mamá", dijo.

+ Leídas de la semana