Los hijos de mujeres asesinadas por violencia de género ahora están protegidos por una ley



Teniendo en cuenta que la mayoría de los femicidas tenían algún vínculo con las mujeres que asesinaron, hay otro dato que preocupa: los niños, las otras víctimas de la violencia de género. Entre 2012 y 2016, al menos 1815 hijos se quedaron huérfanos tras las asesinato de sus madres, y 64% de ellos eran menores de edad. Cada año, más de 300 chicos pierden a sus madres por femicidio.

En ese marco, desde la Casa del Encuentro, y con el apoyo de otras ONG y organizaciones, impulsaron una ley para proteger a estos niños. A este proyecto inicial se sumaron varios otros que en conjunto dieron lugar a una ley que fue aprobada ayer. Se trata de una normativa por la cual se privará de la responsabilidad parental (patria potestad) a las personas que han sido condenadas por femicidio, por lesiones graves contra la madre o sus hijos o por abuso infantil. También incluye a estos delitos en grado de tentativa.

+ Leídas de la semana