Más de 2 mil personas asistieron al funeral del joven estadounidense que estuvo preso en Corea del Norte



Otto Warmbier, de 22 años, había ido de vacaciones a Corea de Norte en 2016 donde fue condenado por la justicia norcoreana a 15 años de trabajos forzados por el robo de un cartel de propaganda de Pyongyang. Su cuerpo en estado de coma fue repatriado la semana pasada, donde al cabo de unos días falleció.

El funeral se se celebró en el antiguo colegio secundario del estudiante y luego el cuerpo fue llevado a un cementerio de su ciudad natal Cincinnati, en Ohio, donde fue sepultado.

Según los médicos que lo atendieron, el joven tenia  lesiones cerebrales resultantes de un paro cardiorrespiratorio. El origen de su coma profundo sigue siendo misterioso.

+ Leídas de la semana