Natalia Oreiro fue Evita en la fiesta de un magnate en Inglaterra



Natalia Oreiro viajó a Inglaterra para formar parte de la celebración de cumpleaños número 60 de Len Blavatnik, un multimillonario que tiene un conglomerado empresarial que hace inversiones en diversos rubros a nivel mundial. 

La actriz fue contratada para ponerse en la piel de Evita y cantar el clásico “Don’t cry for me Argentina”, el tema principal del musical creado por Andrew Lloyd Webber y Tim Rice a finales de los setenta. 

Blavatnik es socio del empresario argentino Alan Faena. Según la revista Forbes, su fortuna está estimada en 19 mil millones de dólares

¡Mirá!



+ Leídas de la semana