Una mujer protegió a su hija de un robo y ahora esta internada con muerte cerebral.



Mirta Graciela Alegre de 40 años, vecina del barrio de Villa Fiorito, partido de Lomas de Zamora, iba a bordo del colectivo 283. 6 cuadras antes de bajarse, dos delincuentes subieron al trasporte.

Con cuchillas hirieron en el cuello  al chofer y lo obligaron a manejar hasta la villa La Cava mientras le robaban a los pasajeros. En medio de esta situación caótica, Mirta es empujada del colectivo con la beba en brazos.


Alejandro, un sobrino de la mujer, intentó reconstruir lo sucedido: "No sabemos qué pasó en ese momento, pero abrieron la puerta y empujaron a Mirta. No está claro si fueron los ladrones que se asustaron o la misma gente que se quiso tirar, porque habían forzado la puerta para abrirla y escapar. Ahí ella cayó a la vereda, se ve que intentó proteger a la nena y no puso las manos. El colectivo siguió y ella quedó ahí, inconsciente", describió al diario Clarín.

La victima se encuentra internada  en el Hospital Gandulfo de Lomas de Zamora.  "Desde que pasó todo hasta ahora, está en coma farmacológico, con respirador y ya le diagnosticaron muerte cerebral. Ahora sólo nos queda esperar, porque su corazón es lo que la mantiene viva", lamentó Magdalena Ester Alegre, su única hermana. 

+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3