Una patada de Furios"a" mandó al hospital a un jugador de Quilmes



El jugador de Quilmes Matías Orihuela permanece internado en un hospital de la ciudad homónima tras la salvaje patada que sufrió anoche por parte de Iván Furios, de Patronato de Paraná durante el partido que los equipos igualaron 1 a 1.

Cabe recordar que la jugada ocurrió a los 14 minutos del segundo tiempo del partido, cuando Furios intentó evitar un gol de Quilmes y terminó impactando su pie derecho contra la cara de Orihuela, quien alcanzó a anotar pero el tanto fue anulado por offside.

El jugador quedó desplomado en el campo y empezó a convulsionar, lo que provocó la desesperación de sus compañeros y rivales, que rápidamente pidieron el ingreso de una ambulancia.


+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3