"Ya basta", advirtió Theresa May tras el ataque reivindicado por EI



"Tenemos demasiada tolerancia con el terrorismo en este país. Las cosas tienen que cambiar." Conmocionada, la primera ministra británica, Theresa May, endureció ayer su discurso tras el nuevo atentado terrorista en pleno centro de Londres, que dejó siete muertos y que anoche fue reivindicado por Estado Islámico.

May anunció que el ataque "no postergará" las elecciones previstas para el jueves y llamó a revisar y pensar una nueva estrategia antiterrorista. "Es un ataque deliberado contra nuestra forma de pensar y de vivir. No permitiremos que nos paralice", añadió.

Los laboristas, que secretamente temen que lo ocurrido beneficie electoralmente a May y termine por desmoronar la súbita remontada que experimentaban en las encuestas, cuestionaron el anuncio de medidas en plena campaña.

+ Leídas de la semana

FM DELTA 90.3