#EditorialHi: Centurión oscuro, por Gustavo López



A veces me cuesta entender por qué algunos hinchas de Boca se enamoraron de Centurión, y tengo la sensación de que fue más por lo que dijo que por lo que hizo.

¿Qué dijo? Que era hincha de Boca, que lloraba por los colores, que era el más grande, que no jugaría en otro equipo, que si no jugaba en Boca se retiraba....
En fin, todo lo que un fanático quiere escuchar.

¿Y qué hizo? Algunos goles, algunas asistencias, y jugó bien sólo algunos partidos. Fue tapa de diario algunas veces por lo deportivo pero lo fue más por sus escándalos.

En un año, chocó a varios autos, se escapó de la Policía, se enfrentó con hinchas de Racing, se lo vio tomando alcohol , posó desnudo, se sacó fotos con armas, llegó tarde a la concentración, chateó en el hotel hasta la madrugada previo a partidos y, además, fue expulsado en algunos encuentros y lo persiguieron las lesiones.

Por ese jugador, Boca iba a pagar 7,5 millones de dólares. ¡¡Error!! Que fue corregido a tiempo cuando el límite se cruzó. Al responder, le mordió la mano a los que le daban de comer; el cuerpo técnico.

Se fue. 
Está en Italia. 
Allá, ojalá este presente oscuro se le aclare para siempre.

por Gustavo López


+ Leídas de la semana