Kim Kardashian volvió a atraer la atención de todos con su vestido transparente



Si hay algo tiene bien claro Kim Kardashian es de su capacidad y talento para atraer todos los flashes. En este caso, la mediática estadounidense paseó con un vestido hecho de plástico por las calles de California. 

La polémica prenda fue utilizada sin corpiño, por lo que gran parte de su cuerpo quedó al descubierto. El saco que llevaba encima fue lo único que quedó cubriendo su anatomía, junto a la tanga color beige que también fue claramente visible. 

Mirá las fotos:


+ Leídas de la semana