#EditorialHi: Aparición con vida de Santiago Maldonado, por María Belén Aramburu


La desaparición de una persona es gravísima, sea cual fuese la circunstancia.
La desaparición forzada es más grave aún teniendo en cuenta que ese término jurídico constituye un crimen de lesa humanidad en el que el Estado tiene una intervención directa en el arresto, detención, secuestro o cualquier otra forma de privación de libertad, o a través de personas que actúan con la autorización o el apoyo de del Estado, en ambos casos, negándose a reconocer dicha privación.
Y la fiscal que entiende en la causa por la desaparición de Santiago Maldonado ha considerado que tiene elementos suficientes como para que la carátula por la desaparición de Santiago Maldonado tenga la impronta de forzada y se siga esa línea de investigación por sobre otras hipótesis en la que Gendarmería cumpliría un papel protagónico.

Se apunta al abuso en el cumplimiento de una orden judicial que tenía el propósito de desalojar una protesta en la ruta 40. Hay testimonios que figuran en el expediente que darían cuenta que fue llevado por efectivos de Gendarmería que lo colocaron en una Unimog para luego ser trasladado a otra camioneta de la fuerza. Que no pudo cruzar el río Chubut ya que, por un episodio sufrido en su infancia en Misiones, no se hubiese atrevido a cruzar curso de agua alguno. Que se lo vio asido a las raíces de un árbol, mitad del cuerpo en el agua y la otra mirad afuera. Que se lo vio cerca de un puesto, a metros de donde ocurrió la protesta.
En estos últimos días la familia aportó nuevos datos a través de imágenes en las que se lo ve el 31 de julio, un día antes de su desaparición, en el corte de la ruta 40, siendo identificado por su vestimenta. Que el 25 de julio, día de su cumpleaños mantuvo conversaciones telefónicas y el 28 habló con su mamá.

En las últimas imágenes que subió un amigo suyo chileno, se lo puede ver con mayor nitidez. Las fotos son de buena calidad y a color. En todas ellas aparece muy sonriente. Son fotografías de un viaje reciente, posteadas en las redes sociales por su amigo entre el 10 y el 20 de este mes y entregadas como parte de la investigación a la fiscalía chilena a la cual se le dio intervención a propósito de una llamada telefónica cuando Santiago estaba en El Bolsón. De hecho ha circulado la información de que hubo un llamado atendido en Chile, con una duración de 22 segundos en la que sólo se escuchan ruidos.

Este amigo chileno, identificado en Facebook como Marcos Ampuero, posteó cuándo fue el último día de Santiago en Chile, antes de viajar a la Argentina, agregando que fue "detenido por Gendarmería y desaparecido por la misma" y que había dejado una mochila y que volvería por ella.

Pero, ¿dónde está Santiago Maldonado?

"Saben dónde está" me dijo Taty Almeida, integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora. "¿Quién sabe?" le pregunté. "El Estado, el gobierno, ellos saben", me respondió. La convicción de los organismos de derechos humanos se cierne sobre la responsabilidad de Gendarmería en su desaparición.

Por su parte ayer el gobierno, a través del Jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, afirmó, después de aclarar que "somos los primeros interesados que aparezca Santiago Maldonado" que, "hoy no hay elementos firmes en la causa que puedan confirmar que se trate de una desaparición forzada". Peña es uno de los funcionarios denunciados por la Liga Argentina por los Derechos del Hombre. Los otros son el presidente Mauricio Macri y los ministros Garavano y Bullrich. Mientras, han intentado instalar la hipótesis de que habría sido acuchillado por un puestero durante un presunto ataque de RAM a la estancia "El Maitén", propiedad de la familia Benetton. Pero los resultados de los análisis de ADN de manchas de sangre todavía no se conocieron y se dilatan en el tiempo, tanto como la posibilidad de que esto haya ocurrido.

Mañana viernes se cumple un mes de la desaparición de Santiago Maldonado.
"Aparición con vida" será el lema de las marchas que, en todo el país, se realizarán mañana.

Por María Belén Aramburu

+ Leídas de la semana